Blattella Germánica: La cucaracha más dispersa del planeta

Las cucarachas son uno de esos insectos con los que, como el título de aquella película, estamos condenados a entendernos. Si en su día ya hablamos de la Periplaneta Americana, que sin duda es la protagonista del verano por nuestra región, en esta ocasión vamos a conocer un poco más de otro tipo de cucaracha: La Blattella Germánica. Una cucaracha que si bien no está tan extendida como la anterior en nuestra zona, sí tiene el título de ser la cucaracha más extendida por el planeta.

¿Cómo es la cucaracha alemana?

Cuando hablamos de la Blattella Germánica hablamos de la cucaracha que se conoce comúnmente como cucaracha alemana en nuestro país. Se trata de un insecto blatodeo de la familia Blattellidae que suele medir entre 1,3 y 1,6 centímetros con un color café tirando a claro.

El habitat de la cucaracha alemana es muy variado. Si bien su zona habitual está íntimamente ligada con lugares domésticos como la cocina o los cuartos de baños, la cucaracha alemana es la más extendida por todo el planeta por lo que es un ejemplar capaz de adaptarse a casi cualquier situación. Sin duda es la cucaracha más extendida a nivel mundial en instalaciones de manipulación de alimentos, hostelería y viviendas. Además, a esto hay que sumar su prolífica forma de reproducirse:La Blattella Germánica puede llegar a generar unos 20.000 ejemplares en solo un año.

En cuanto a su alimentación, estas cucarachas son capaces de subsistir a base de prácticamente cualquier material. Su principal fuente de alimento son residuos y alimentos en descomposición generados por los seres humanos, especialmente pan, harina, patatas… Es decir, todos los que contienen fécula. Una particularidad de la Blattella Germánica es que es un tipo de cucaracha que en ocasiones ha llegado a practicar el canibalismo con su propia especie, comiéndose unas a otras.

 

¿Cómo eliminar la Blattella Germánica?

Eliminar una plaga de cucarachas alemanas y mantener esta especie posteriormente bajo control no es algo que se consiga tan sólo con la aplicación de insecticidas. Es fundamental identificar las causas que han generado que la plaga llegue a manifestarse y atajar la infestación sabiendo dónde y cómo actuar. De lo contrario es muy posible que se invierta tiempo, esfuerzo y dinero en resultados parciales que muy posiblemente acaben con una reinfestación.

El éxito del control tiene como punto fundamental la reducción de la exposición del insecto a fuentes de agua, alimentos… Siendo fundamental la limpieza y la higiene, la colocación de barreras físicas tapando huecos y hendiduras que estos insectos utilizarán como cobijo o como nido, el control del orden o el control de mercancías de proveedores.

La cucaracha alemana es una especie que suscita una gran preocupación sanitaria, por lo tanto es imprescindible un control por parte de profesionales del sector. En Castillo disponemos tanto de los medios como de la experiencia como para ser considerados expertos por nuestros clientes en el control de Blatella Germánica.

¿Necesita un presupuesto para su vivienda o negocio? No dude en consultarnos sin compromiso. Cada minuto cuenta cuando se trata de este tipo de desinsectaciones.