5 consejos para ahorrar agua en casa

Crisis por aquí, pagos por allá, facturas por acá… vivimos tiempos económicamente convulsos donde absolutamente todo ahorro es bueno. Dentro de la vorágine de facturas que nos llegan cada mes a nuestro hogar la del agua tiene un papel destacado y más aún si somos unos pocos en casa. ¿Sabíais que de media, casi un 25% del consumo de agua se pierde por defectos en la instalación o un uso innecesario de la misma?

En Castillo Desatascos queremos ayudaros a bajar esta estadística y reducir al menos una factura destacada como es la del consumo de agua. Por ello hemos querido recopilar 5 simples consejos para ahorrar agua que podéis aplicar de manera sencilla en casa y que notaréis de manera inmediata en la siguiente factura.

Ahorra agua en casa

  1. Cisternas con doble descarga. Actualmente las cisternas que se instalan poseen un sistema de doble descarga (en función de la cantidad que se necesite de agua) e incluso de interrupción de descarga. Esto es sumamente útil porque en la gran mayoría de ocasiones en que hacemos uso del inodoro no necesitamos la gran cantidad de agua que desprende. La instalación de estos mecanismos que sustituyen a la clásica botella de agua metida dentro de la cisterna es muy económica y el ahorro que supone es muy importante. Tanto, que en condiciones normales lo notaríamos en la siguiente factura del agua.
  2. Ser rápidos ante cualquier fuga. El correcto estado de la instalación de tuberías en casa debe ser revisado periódicamente con frecuencia por nosotros mismo y al menos una vez al año por profesionales del sector. Hay que tener en cuenta que 1 gota de agua que se pierda cada 8 segundos supone un despilfarro de 416 litros al mes y nada menos que 5.000 litros en un año.
  3. Renovar los grifos. Del mismo modo que la instalación debe ser revisada para evitar fugas, los grifos son la parte visible donde más común es un goteo. Un grifo en mal estado o con goteo supone un despilfarro de 360 litros de agua al mes. Asegurarnos de que están correctamente cerrados es primordial. En una situación ideal deberíamos disponer de grifos monomando que no presenten ninguna fuga y para maximizar el ahorro incorporar difusores de agua en su orificio. Algo muy a tener en cuenta si nos vemos ante la posibilidad de renovar los actuales.
  4. Hábitos rutinarios. Dentro del día a día de cada uno existen diversas prácticas o normas que podemos llevar a cabo para gastar bastante menos agua. Prácticas llenas de lógica como cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes o nos afeitamos o tan obvias como no poner una lavadora si no tenemos la misma llena de ropa pueden llegar a suponer un ahorro del 20% en la factura mensual. Por trasladar los consejos a cifras, dejar abierto un grifo mientras nos estamos lavando los dientes a diario supone la descomunal cifra media de 10.000 litros de agua desperdiciados a lo largo de un año.
  5. El agua fría antes de la caliente. Llegamos a casa tras una agotadora jornada de trabajo, nos disponemos a ducharnos y abrimos el grifo de la ducha y comienza a salir agua fría, pasan unos 20 o 30 segundos mientras el agua alcanza la temperatura deseada para introducirnos en la ducha… ¿A dónde va toda esa agua que se pierde durante esos 20/30 segundos? A ningún sitio. Para remediar esta clásica situación podemos sopesar la instalación de calentadores de agua solares que reducen de una manera importante el tiempo que transcurre mientras el agua fría pasa a salir caliente. Como estas placas solares no se encuentran al alcance de todos, una utilidad para ese agua es utilizarla para regar las plantas que tengamos en casa. Algo tan sencillo como colocar un cubo junto a la ducha y llenarlo en esos momentos donde sale el agua fría.

Como podéis ver, existen multitud de frentes donde podemos efectuar acciones que suponen ahorro y además estas acciones tienen diversas opciones que pueden ser más o menos costosas. La conciencia general y el esfuerzo de cada uno son la mayor fuerza que existe para reducir el consumo de agua y por tanto minimizar la factura del agua para ahorrarnos unos euros más que necesarios hoy en día.

El agua, bien natural

Si embargo en Castillo Desatascos no os contamos todo esto por el mero factor económico, sino que con estas acciones entre todos conseguiremos favorecer el medio ambiente y verdaderamente lograr, como siempre deseamos, un mundo mejor.