Las 5 causas más comunes por las que hay que desatascar una tubería

Aunque cada caso particularmente sea un mundo, realmente las causas por las que debemos desatascar una tubería siempre suelen ser las mismas. Algo que vemos reiterado una y otra vez en todas y cada una de nuestras intervenciones.

En la mayoría de ocasiones no nos percatamos de que determinadas prácticas pueden llegar a obstruir nuestras tuberías por un mal uso o, muchas veces, también tiene mucho que ver la instalación realizada.

Pero podemos realizar una pequeña lista de las causas más comunes de atascos de una tubería, esas causas habituales que consiguen que muchos intenten arreglarlo por su cuenta o llamen directamente (o tras intentarlo por uno mismo sin éxito) a un profesional.

Motivos por los que necesitamos desatascar una tubería

Generalmente estos motivos están relacionados con una mala instalación o por un mal uso de los utensilios que van conectados a las tuberías. En concreto las causas que provocan más atascos son:

Una mala planificación

Las tuberías tienen una sección más pequeña a la recomendada para su uso. Al realizar la instalación, la elección del diámetro de la tubería es importante y debe depender del caudal de agua que va a tener que soportar. Elegir una tubería demasiado pequeña hace que no pueda soportar el caudal que le estamos obligando a asumir y provoca la aparición de atranques. En estos casos, aunque se puede contactar con una empresa para desatascar la tubería, el problema seguirá apareciendo hasta que no realice un cambio de instalación.

Una pendiente insuficiente

La tubería no cuenta con una inclinación suficiente. Para que el agua corra correctamente por la tubería, ésta debe tener una inclinación de al menos un 2%. En el caso de que no se cumpla, favorece a que los residuos se queden en la tubería, provocando los atranques.

Instalaciones mal realizadas

Una mala planificación de la instalación puede ocasionar problemas graves en la circulación del agua. Normalmente estos problemas están relacionados con que las tuberías tengan demasiados giros o pendientes y aunque la solución de desatascar puede funcionar será un arreglo temporal y lo que se necesita realmente es una modificación de la instalación.

El desgaste del tiempo

Para las tuberías también pasa el tiempo. Aunque a la hora de realizar la instalación se hayan elegido los mejores materiales, el paso del tiempo lo deteriora, perdiendo sus propiedades. Con el uso, los residuos se van incrustando en las tuberías, provocando que poco a poco se vayan obstruyendo y sea necesario desatascar.

El mal uso de las tuberías

Verter residuos poco recomendables. Tenemos que ser conscientes que una tubería no puede soportar todo lo que deseamos. Son muchos los productos que debemos evitar tirar por los desagües para evitar los atascos. La realidad es que esta es la causa más común de las llamadas a las empresas para desatascar y la que tiene una solución más sencilla: cambiar nuestros hábitos a la hora de desechar los residuos.