¿Por qué no debemos verter aceite en el desagüe?

Sin saberlo, contribuimos a la contaminación del ecosistema con acciones que consideramos cotidianas. Una de las acciones que más contaminan el ambiente, es el mal uso que hacemos del desagüe. Vía retrete, fregadero, lavabo o puntos del suelo, diariamente vertemos sustancias contaminantes.

Detergentes, plásticos, productos químicos, toallitas húmedas, colillas y restos no orgánicos, bajan diariamente por los desagües urbanos. Estos residuos llegan al sistema de alcantarillas y eventualmente retornan al medio ambiente.

Uno de los elementos que más preocupa a las protectoras del medio ambiente, es lo relativo a líquidos contaminantes vertidos en el agua residual. Las plantas de tratamiento filtran partículas físicas pero son bastante ineficientes en la eliminación de químicos.

Estos químicos causan daños incalculables en los ecosistemas marinos y submarinos, subsuelos y calidad de los riegos agrícolas. La filtración a través del suelo hacia manantiales ha contaminado el agua potable de manera preocupante.

Dentro de todos los elementos de contaminación, uno de los que más llama la atención a los científicos es el aceite en todas sus versiones. Desde el aceite comestible hasta los lubricantes automotrices, vertemos millones de litros de aceites hacia la alcantarilla.

Veamos la afectación que causa el aceite en el sistema de residuos y en el medio ambiente, así como unos consejos para reducir estos efectos.


¿Cómo afecta el aceite al medio ambiente?

Según los estudios realizados en materia de contaminación ambiental, una sola gota de aceite, es capaz de contaminar hasta 1000 litros de agua. Como bien sabemos, el aceite es insoluble en agua y tiene un punto de ebullición muy alto. Por lo tanto, no se evapora y puede quedar suspendido sobre la superficie acuática durante décadas. 

Estos restos de aceite han creado una capa sobre el agua que causa una barrera para el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono en los ambientes acuáticos. Literalmente, está creando una máscara que está impidiendo la respiración de las especies marinas y submarinas. 

En algunas zonas, esta película se ha hecho cada vez más gruesa y ha bloqueado totalmente la respiración acuática. Millones de algas, plancton y flora acuática han muerto, eliminando una fuente de alimento para peces, mariscos y moluscos.


¿Cómo prevenir la contaminación con aceite?

Reducir y eliminar el vertido de aceites en el desagüe, es la manera más efectiva de prevenir la contaminación de las aguas. Además, es un modo eficiente de reducir el riesgo de atascos.

Cada vez que usamos aceite para cocinar, debemos evitar al máximo verterlo en el fregadero y que se vaya al desagüe. La forma más práctica y eficiente de hacer esto es separando en un frasco de cristal el aceite utilizado en la cocina. Este aceite debemos llevarlo a un punto de reciclaje de aceite usado para su recuperación y reutilización en la industria.

El aceite flotante o solidificado en las tuberías es una de las causas de desatascos más comunes y con peores consecuencias en nuestros hogares. Con la simple separación del aceite de cocina, podemos reducir el impacto en la contaminación ambiental.