¿Qué hacer si encuentro una tubería rota?

Siempre hacemos hincapié en que en el tema de las tuberías, el alcantarillado y las redes de saneamiento de nuestra casa o nuestro lugar de trabajo es siempre más recomendable hacer caso al refrán y prevenir que curar. Normalmente hablamos de conductos que están en lugares de difícil acceso y prácticamente imposibles de ver a simple vista.

Bien por ruido, bien por una humedad o por la evidente fuga de agua, a veces nos encontramos con grietas, fisuras o directamente con una rotura de tubería que genera un caos importante en nuestro entorno al no estar acostumbrados a ello y ni mucho tenemos idea de cómo enfrentarnos a ello por no disponer ni los medios ni los conocimientos necesarios.

¿Qué puedes hacer cuando te encuentras una tubería rota?

Evidentemente la respuesta rápida es llamar a profesionales del sector como Castillo Desatascos, ya que ellos podrán encargarse del problema de una manera rápida y eficazmente al disponer de los mejores utensilios para ello.

No obstante, ¿qué puedes hacer tú mismo mientras llegan los profesionales? Lo primero es cerrar las llaves de paso que tengamos a mano hasta dar con la que abastece la tubería que ha sufrido el percance. Si disponemos de una llave de paso general esto será mucho más sencillo.

Cerrando la llave paso conseguiremos dos cosas. En primer lugar el cese de la fuga de agua, y en segundo que la tubería se seque, facilitando así las posteriores labores de reparación de la misma.

¿Y si la tubería es de cobre?

Si podemos acceder a la tubería y ésta es de cobre, podemos intentar poner en práctica una solución temporal mientras esperamos la llegada de los profesionales. Esta solución o remedio pasa por colocar un trozo de manguera partido a lo largo y sujetar este trozo con ganchos o pinzas lo suficientemente fuertes como para evitar que se sigan produciendo pérdidas de agua.

Con gomas como esta podemos poner una solución temporal.

Con gomas de manguera como esta podemos poner una solución temporal.

¿Y si la tubería es de PVC?

En estos casos la solución más rauda a la hora de minimizar los problemas ocasionados por la rotura suele estar fuera del alcance doméstico habitual, y es aplicar gel especial para PVC y enrollar posteriormente la rotura con cinta.

Como hemos dicho anteriormente todas estas soluciones son temporales. No hay que perder de vista que ante una rotura o una fuga el único remedio fiable es el de contactar con los profesionales del sector. En Castillo Desatascos, además, disponemos de un avanzado equipo de inspección con cámara de tv mediante el cual en caso de rotura, podemos detectar el lugar exacto del problema reduciendo así tiempo, esfuerzo y costo de reparación.

Los remedios caseros pueden sacarnos momentáneamente de un apuro pero también pueden ocasionar problemas mayores en la instalación al no estar ésta en condiciones óptimas y lo que es peor: Darnos una desagradable noticia cuando veamos la factura del agua y seamos conscientes de la ingente cantidad de agua desperdiciada.